jueves, 31 de marzo de 2011

Depilación con hilo

La depilación con hilo o threading es una técnica relativamente novedosa en nuestro país, pero que es utilizada desde antaño por nuestras vecinas de oriente. En la India, por ejemplo, es prácticamente el único método depilatorio empleado para las cejas y el labio superior.
Es un método natural, higiénico, no daña el medio ambiente y es muy efectivo ya que extrae el vello de raíz y éste tarda más tiempo en volver a aparecer. Para este tipo de depilación lo único que se necesita es hilo 100% de algodón y una buena profesional que domine la técnica, la cual consiste en retorcer el hilo con ambas manos, sujetando un extremo con la boca mientras que el otro se sujeta con la mano izquierda. La mano derecha va abriendo y cerrando el hilo para atrapar el pelo mientras da vueltas deslizándose por la piel.
En principio, este método está indicado para todo tipo de pieles, especialmente las sensibles, ya que la irritación es leve, no produce quemaduras, ni cortes, ni causa reacciones alérgicas.



Lo cierto es que llevaba tiempo escuchando las bondades de esta técnica y queriendo probarla, y hoy por fín he encontrado el momento. Me he acercado a Con hilo depilo, en la calle Tetuán (Madrid) para hacerme las cejas y el bigote. Las veteranas que ya habían vivido la experiencia me habían dicho que apenas iba a sentir dolor, que iba a ser muy rápido y que apenas me iba a producir irritación, pues bien, en lo único que han acertado es en lo de la rapidez. Calculo que no ha llegado a los 6 minutos entre las dos cosas aproximadamente. Pero eso de que es indoloro, nanai, duele mucho. Yo me hago las cejas con las pinzas y me ha dolido muchísimo más con el hilo. Y el bigote ya ni os cuento, sobre todo la zona más cercana los agujeritos de la naríz. Bueno, tanto es así, que se me caían unos lagrimones como puños y eso que tenía los ojos cerrados.
Uno de los motivos por los que me decidí a probar el método fue que me habían dicho que la irritación que producía era leve en pieles sensibles, pero en mi caso no ha sido así. La irritación ha sido mucho mayor que depilándome con pinzas, sobre todo en las cejas. El labio superior se me ha irritado igual que siempre, y a pesar de que me han puesto un gel con aloe vera para calmar la zona, las rojeces y el ardor han tardado un par de horas en desaparecer. A lo mejor es que mi piel es extremadamente sensible, que no digo yo que no, pero vamos que irritación produce, y en pieles sensibles me atrevería a decir que bastante.

Una vez acabada la experiencia, tengo que decir que me veo bastante rara con la nueva forma que le han dado a mis cejas, no es que me vea espantosamente mal, sino que me veo rara porque estaba acostumbrada a mis cejas que tenían un grosor medio y me las han dejado finitas. Pero bueno, eso está dentro de lo normal y es cuestión de acostumbrarse a verse con la forma nueva. Y si no acabo de hacerme al diseño, pues siempre puedo dejármelas crecer de nuevo. En fin, resumiendo, la experiencia para mí supone los siguientes pros y contras:

Pros:
  • El vello tarda más en aparecer al ser un método que extrae el pelo de raíz (y aún así todavía tengo que comprobar cuánto tarda en volver a salirme, porque cada persona es un mundo)
  • Es un método natural, higiénico y respetuoso con el medio ambiente.

Contras:
  • Duele bastante. En mi caso me ha dolido más que utilizando las pinzas (la cera nunca la uso para depilación facial, así que no puedo opinar sobre eso)
  • La sensación de dolor en las zonas depiladas, perdura varias horas después. Yo me lo hice a las 11 de la mañana y ahora mismo son las 4 de la tarde y todavía siento un persistente dolorcillo si me toco.
  • Produce irritación y rojeces en pieles sensibles (al menos en la mía que es muy sensible)
  • El precio me parece un poco caro (10€ las cejas y 6€ el labio superior)
  • Cortan con tijera los pelitos que sobresalen de la ceja, y eso nunca me ha gustado.
  • En mi caso particular, me han apurado tanto la depilación, que han reducido el grosor natural de mi ceja y no termino de verme.



Y hasta aquí mi experiencia con la depilación con hilo. Al final me han salido más contras que pros xD.
Próximamente pasaré a probar otros métodos de depilación corporal que me intrigan como la depilación con azúcar.

2 comentarios:

  1. HOLA GUAPA! SOLO DE LEERLO YA ME DUELE A MI. Y DIGO YO QUE ESTO ES COMO SACARTE EL VELLO CON LAS PINZAS ¿NO?, PORQUE CON LAS PINZAS TAMBIEN LO SACAS DE RAÍZ, ADEMÁS ES UN METODO BARATO, ECOLÓGICO Y POR LO QUE CUENTAS MENOS DOLOROSO. CREO QUE NO VOY A PROBAR ESTE TIPO DE DEPILACIÓN, ME HAS CONVENCIDO. JA JA! BESOS!
    HTTP://BELLEZANATURAL27.BLOGSPOT.COM
    HTTP://MIMUNDOORIFLAME.BLOGSPOT.COM

    ResponderEliminar
  2. Hola MONICA!!
    Pues efectivamente, es lo mismo que las pinzas, con la diferencia de que, a mí, con las pinzas, no me duele tanto xD.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar